Datos:

Extraordinario aporte de calcio y hierro, así como sus beneficiosos ácidos grasos poliinsaturados

Información

Las semillas de sésamo provienen de una planta originaria de África e India, aunque en la actualidad se cultivan diferentes variedades alrededor de todo el mundo, sobre todo en América Latina. Además, se trata de un alimento muy versátil, pues se puede consumir tanto la semilla y su aceite.

Si bien es cierto que no contienen todos los aminoácidos esenciales, las semillas de sésamo, al igual que las legumbres, son muy ricas en proteínas y, simplemente combinándolas con cereales, podemos obtener una proteína de alto valor biológico.

Uno de los componentes estrella de las semillas de sésamo son, sin duda, sus ácidos grasos esenciales (Omega-3 y Omega-6). Estos ácidos son los más importantes y beneficiosos para la salud de nuestro organismo. Se les llama ácidos grasos esenciales porque nuestro organismo no los puede fabricar y necesitamos ingerirlos a través de la dieta. Estos ácidos grasos son sumamente beneficiosos para el sistema cardiovascular y para prevenir enfermedades relacionadas con el mal estado de las arterias.

Las semillas de sésamo son particularmente ricas en vitaminas del grupo B (B1, B3, B6, ácido fólico).

Las semillas de sésamo contienen numerosos minerales, como fósforo, potasio, magnesio, zinc, etc

Beneficios de las semillas de sésamo

Protegen el sistema cardiovascular

Mejora el estado de las personas diabéticas

Mejoran la depresión

Previenen la osteoporosis

 

 

 

 

0

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar